De príncipes vampirito, princesas inocentes y sapitos verdes

Capitulo 6

Luego de largos años y cuando la princesita ya no lo espera, el príncipe llega, la princesita tenía numerosos sentimientos encontrados. El príncipe ya no es el que fue, la metamorfosis a cobrado efecto, se transformo en un sapito verde, su trabajo como vasallo a la luz del día le ha pasado la cuenta.

El príncipe llega a despedirse, a darle un sentido adiós porque una princesita y un sapo no pueden estar juntos, la princesa en medio de sollozos le ruega que se quede, él le responde que no puede, no puede volver, perdió su fuero de príncipe, le explica que la vida como vasallo del Conde es muy dura porque perdió sus privilegios y que la princesita es tan hermosa que no merece quedarse con un sapito. La princesa le prepara el plato que había deleitado al príncipe… las arepas.

Y así el príncipe apurado porque su escudero está en una fonda peligrosa y preocupado porque alguno de sus tíos lo reconociera. Se despide, con un beso en los labios de la princesa y le dice que nunca más regresara.

Y colorín colorado…

El príncipe nunca volverá a ser el mismo, se ha transformado en sapito y la princesita ha perdido su dulzura y su inocencia, los dos han cambiado para siempre.


Comentarios

Jonathan ha dicho que…
Buenisima historia Dianita, que tu mente siga creando maravillas como solo tu imaginacion las puede concebir, y con un poquito de corazon..............
Diana M. Gamboa ha dicho que…
Gracia Jonathan!!!
Y si... con un poquito de corazón...
ropigora ha dicho que…
Leí la historia. Es cierto que los dos cambiaron..... y que traen esos cambios???
Las relaciones amorosas siempre son las más duras fuentes de angustia y a veces dolor...pero también muchas veces traen felicidad y seguridad.
Espero que la princesita siga cambiando y que cada cambio te traiga muchos aprendizajes para tu vida regular.... y la más dura.. amorosa!
Diana M. Gamboa ha dicho que…
Jejejejej... después del camino del héroe los personajes siempre cambian, nunca vuelven a ser los mismos...
Y ya veremos que traen las relaciones amorosas... por ahora muchos cuentos de hadas...